Noticias

LAAC 2018
Cuando el trabajo y la determinación te pueden llevar al Masters
José Tomás Vargas se confiesa de cara al LAAC. Su preparación, su estrategia para la semana, lo que lo ilusiona y como se proyecta en un hipotético pase al Masters, en el siguiente trabajo especial.
Foto por: Sebastián Miranda / Onlygolf

Estamos a poco más de dos meses del inicio de la edición 2018 del Latin America Amateur Championship, y entre los once representantes chilenos que verán acción destaca la presencia de José Tomas Vargas, un jugador que a punta de determinación y méritos propios logró inscribir su nombre en el torneo que da pasajes para jugar el Masters.

“Joseto”, como lo conocen sus allegados ha visto una mejoría muy importante en su juego y también a nivel de resultados, logrando una regularidad notoria que le valió para escalar en poco tiempo hasta el puesto 200 en el World Amateur Golf Ranking.

Conversamos con él sobre lo que representa jugar al LAAC en una emotiva charla donde se sinceró en varios aspectos, comenzando por el punto en el que se decidió a darlo todo para poder estar en el LAAC. “Yo siempre tuve muchas ganas de jugar el LAAC. Particularmente, la tarde cuando ganó Matías (Domínguez), estábamos con un par de amigos en Chicureo y recuerdo una frase patente del papá de José Luis Larraín que nos dijo ‘si a ustedes no les gustara tanto la noche, podrían estar ahí’, y si bien a mí no me gustaba tanto la noche, no me resultaba mucho el tema de los campeonatos y nunca era tan motivado, pero un día me dije que quería jugar este campeonato y me puse como meta clasificar en un plazo de cinco años y ahí fue cuando me di cuenta que si jugaba todos los campeonatos que dan puntos para el Ranking Mundial, esa puerta se podía abrir”, confesó el jugador del Sport Francés.

José Tomás VargasA principios de año tuvo una lesión que lo hizo retirarse del Abierto de Marbella. Sin embargo, ha seguido trabajando para lograr sus objetivos, consciente de la magnitud de lo que puede lograr si anda fino entre el 20 y 23 de enero. “Entre el año pasado y este jugué súper bien, donde si bien no gané nada, siempre estuve ahí, haciendo campeonatos relativamente buenos y las cosas se fueron dando. Ahora, la verdad es que es casi imposible no pensar en tener la semana soñada y decir que nos vamos al Masters. Eso sería impresionante, pero la verdad es que quiero mantener las expectativas bien bajas, cosa de que no me juegue en contra la ansiedad”, dijo.

Jugar en el Prince of Wales lo motiva. Si bien no es su club (Sport Francés), es una cancha que le ha dado mucho, destacando como principal referencia el título del Dobles de Chile 2017 junto a Andrés Jabalquinto. Por eso, apunta a disfrutar cada paso y cada golpe que de esa semana en el PWCC sin importar el resultado. “Quiero disfrutar este campeonato. Este es un campo que me ha dado mucho. Uno de mis triunfos más recientes fue acá (Dobles de Chile 2017), así que sin dudas va a ser una bonita experiencia y será un recuerdo que me voy a llevar para siempre”, señaló.

Le preguntamos además sobre lo que le pasa por la cabeza al momento de pensar lo que pasa si logra sacar pasajes para Augusta National, y su lenguaje corporal al momento de escuchar la interrogante respondió por él.  “La verdad es que se me ponen los pelos de punta, porque uno piensa en ir a jugar vuelta por vuelta. Se sabe que el campeonato no se gana, pero trataré ir paso a paso. Acá va a pasar igual que en el Masters, el campeonato recién comenzará en los segundos nueve del último día. Lo más importante va a ser disfrutarlo y que sea una experiencia única”, confesó.

"Más que nada, pienso en las personas con las que estaría. Me imagino lo que sería con mi profesor, Luis Cerda en la bolsa caminando y recordando cuando éramos chicos y andábamos en algún boliche y ver como hemos avanzado, además de mi abuelo, mis amigos del Sport. Sería impresionante y sinceramente creo que el golf pasaría al segundo plano"

José Tomás VargasAhora, conversando sobre el tema más deportivo, el jugador de 23 años comienza a proyectar su estrategia de cara al LAAC, buscando sacar provecho de su condición de pegador largo. “Mi estrategia para enfrentar el Abierto como preámbulo de lo que se viene es evitar el rough. La distancia está, pero quiero usar esa ventaja apuntando siempre hacia el green. Por eso estoy usando mucho híbrido, hierro 4 y hierro 5 para tratar de priorizar el fairway e intentar errar por el lado bueno”, dijo.

También hizo mucho énfasis en la clave para no sucumbir ante los nervios. Ante esto, ya tiene lista la estrategia. “Toda la vida me he caracterizado por tener una personalidad muy simpática dentro de la cancha, con las bromas camufladas para tratar de estar poco más relajado para evitar los nervios. Mucha seriedad en mi juego me juega en contra. La seriedad me complica, así que creo que el hecho que todos los amigos vayan a estar acá me va a ayudar a manejar eso”.

José Tomás sabe lo que puede lograr, sabe que no es un imposible y se emociona al sólo pensar lo que puede suceder. “Estoy emocionado, estoy expectante, pero estoy tranquilo. Trato de no pensar mucho, de que ojalá sea un campeonato más de manera que pueda pasar el corte y disfrutar todos los días, representando a Chile en un campeonato de este nivel”

José Tomás Vargas“Yo soy chileno a fondo, chileno de corazón y orgulloso, pero en este campeonato, a pesar de jugar por Chile con la responsabilidad que esto conlleva, juego un poco por mí, por mis logros, por mis metas. A mí no me nominaron como tal, sino que logré estar acá por mis propios méritos, así que es como las dos caras de la moneda”, remató con una convicción y una confianza en sí mismo que lo invita a ilusionarse con el campeonato.

Finalmente, una de las cosas que destacó y rescató en un hipotético caso de ir al Masters es la proyección mental que hace con respecto a quién lo acompañaría, y con quien compartiría esa semana en Augusta National, emocionándose y recordando las personas que lo han apoyado a lo largo de su carrera. “Estar ahí sería soñadísimo, pero lo que se me viene a la cabeza, más que el resultado, sería disfrutar el ambiente, cada golpe, cada caminata. Pero más que nada, pienso en las personas con las que estaría. Me imagino lo que sería con mi profesor, Luis Cerda en la bolsa caminando y recordando cuando éramos chicos y andábamos en algún boliche y ver como hemos avanzado, además de mi abuelo, mis amigos del Sport. Sería impresionante y sinceramente creo que el golf pasaría al segundo plano”, sentenció.

Ahora, lo que sí es seguro es que independientemente del resultado, José Tomás Vargas está convencido y determinado a vivir y atesorar esta experiencia como una de las mejores de su carrera, consciente que el crecimiento y el trabajo seguirá para seguir alcanzando sus metas, en el plano golfístico, profesional y personal.

Fecha: 7 de noviembre, 2017