Suscríbete al Newsletter
Noticias

Internacional
Carta abierta a Tiger Woods
Por Juan Pablo Álvarez (@jpagolf)
Foto por: The Masters

Querido Tiger:

                               Te escribimos esta carta en nombre de todos los fanáticos del deporte, no sólo del golf, sino de todas las disciplinas del planeta. Me tocó a mí, por suerte, poner en estas líneas lo que el mundo sintió este domingo cuando nos llevaste a otra dimensión tras conquistar tu quinto saco verde, tu decimoquinto grande. Ese que algunos pensaron que jamás iba a llegar. Pero nosotros, querido Tiger, que gozamos y sufrimos junto a vos a la distancia y en silencio, sabíamos que todavía tenías tinta para escribir las páginas más inolvidables del deporte que amamos.

                               Nosotros, querido Tiger, lloramos junto a vos cuando te fundiste en ese abrazo eterno con tu padre, el creador del fenómeno, hace 22 años en el mismo green en el que este domingo los que nos hicieron emocionar fueron tus hijos y tu madre. Si hasta los Dioses del Golf vertieron sus lágrimas desde el cielo haciéndolas pasar por esa lluvia que le dio un marco aún más perfecto a esta hazaña. ¿Te acordas, querido Tiger, cuando nos dijiste hace poco menos de dos años que no volverías a jugar al golf, que tu físico no te respondía? ¿Cómo no vamos a vivir esta victoria como uno de los milagros más extraordinarios en la historia del deporte? No, no exageramos, te lo aseguro. Si aún repasamos con escalofrío aquellas intervenciones quirúrgicas en la rodilla, en la espalda, en tu maltrecha columna vertebral y aquellos episodios de 2009 que no nos gusta recordar en estas líneas pero que a su vez hacen más grande este regreso.

                               Y no somos los únicos los que podríamos firmar esta carta, Mr. Woods. ¡No! Son muchos los que quisieran sumarse a estas líneas llenas de emoción y que se escriben aún en un estado de shock que pocas veces genera el deporte. ¿Quiénes? Todos te debemos esto Tiger. La industria del golf te debe agradecer eternamente cada triunfo, cada Major, cada puño apretado derramando carisma. Tus colegas, Tiger, saben que, sin vos, sus abultadas cuentas bancarias no serían las mismas. Quizás algunos no lo reconozcan nunca públicamente pero interiormente entienden que el negocio lo multiplicaste por miles, por millones, lo llevaste a otro nivel. Aquel domingo 12 de abril de 1997 iniciaste una nueva era en el golf mundial con tan solo 21 años y tras romper todos los records en el evento más perfecto de todos. La etapa más maravillosa de este deporte. Porque las empresas se volcaron al golf como nunca antes lo habían hecho. Con dólares y más dólares para verte a vos, nada más. La televisión sólo quería saber qué torneos ibas a jugar porque allí pondrían sus millones. Si hasta el PGA TOUR tuvo que aceptar que tu nombre, tu cara, tu historia, sería la mejor forma de venderse no sólo a Estados Unidos sino a todo el planeta.

                                  No será un día más este domingo 14 de abril de 2019. Nadie podrá borrar de nuestra memoria ese grito de desahogo en el green del 18 de Augusta National Golf Club con miles y miles de fanáticos coreando tu nombre en uno de los festejos más escalofriantes del Masters, sino el mejor. Sabemos que vos tampoco podrás olvidarlo. Los birdies del 7 y del 8, el fabuloso putt desde otro planeta en el 9, el par del 12, el hierro 8 en el 16, serán recuerdos inmediatos. Golpes de golf extraordinarios que no hacen más que reafirmar lo que nosotros ya sabíamos: que detrás de todas aquellas sombras del pasado, hay una estrella que todavía brilla con luz propia, más allá de esos eternos 11 años sin un Major.

                                  “Tiger sabe que te va a ganar y vos sabes que vas a perder”, nos dijo un colega tuyo alguna vez. “Deberíamos darle un porcentaje de nuestras ganancias”, nos contó otro. “Creo que lloré de la emoción”, escribió hace unas horas otro que jugó el Masters este año. “Explotaron todos los ratings de TV como hacía mucho tiempo no pasaba”, aseguró un alto productor televisivo con muchos años en el negocio. ¿Entendes Tiger lo que significas para el golf y para el deporte en general? Después de todas las emociones, sentimientos, alegrías y hasta de esas lágrimas que te contábamos más arriba, habrá cientos, miles, de niños que volverán a jugar al golf. Que motivados por ese fuego sagrado que traspasa la pantalla desempolvarán sus palos y le pedirán a sus padres que los lleven de nuevo a una cancha de golf. Dejarán la Play por un rato porque saben que este deporte siempre da revancha. Y querrán su polo rojo y su pantalón negro, y volverán a imitar tu festejo cuando emboquen un putt importante y a colgar ese cuadro, ese poster, que nunca quisieron descolgar. El mundo está conmovido. Y nosotros, los que firmamos estas líneas con una profunda emoción, aún más. Si hubo 15, habrá 16. Ayer por tu padre, hoy por tus hijos, siempre por todos nosotros. ¡Gracias Tiger!

Fecha: 15 de abril, 2019
Links de interés