Noticias
Chilenos por el mundo
Joaco Niemann sufrió con Riviera Country Club en una jornada difícil para todos
Luego de pasar +6 en sus primeros nueve hoyos, el chileno comenzaba a recuperarse con su primer birdie del día al 11 y cuando estaba jugando el 14 el Genesis Invitational se suspendió por falta de luz.

La tercera jornada del Genesis Invitational tuvo mucho drama en cancha. El campo ofreció una de sus peores caras a los jugadores y pocos lograron vencerla. Entre ellos, Joaquín Niemann sufrió con Riviera Country Club, mostrando el más bajo rendimiento de los últimos meses.

El torneo se suspendió a poco de iniciar, debido a factores climáticos. El chileno había pegado sus tres primeros golpes en el hoyo 1 cuando sonó la chicharra. Luego de tres horas de espera, los golfistas volvieron a donde habían marcado. Y en su primer putt al retorno, el talagantino perdió su opción de birdie al Par 5 del hoyo 1.

Luego de eso, todo fue cuesta arriba para el 28° del mundo. Seis bogeys en el resto de su recorrido de ida, incluyendo una racha de cinco consecutivos, lo dejó +6 por el día. Las sensaciones eran malas, pero también la mayoría de los jugadores estaban sufriendo con el campo. Greens muy duros y difíciles de leer, junto a un viento que corría para todos lados los complicó.

Por ello, pese al pésimo score que llevaba Niemann, la caída en el tablero no fue tan fuerte como se podría suponer. Los demás, salvo contadas excepciones, también veían casi imposible bajarse en los distintos hoyos.

Pero Joaco había estado muy errático, con un 50% de fairways acertados y apenas la mitad de greens en regulación. A eso le sumó un desafortunado rendimiento con su putter. De hecho, había perdido 3,5 golpes sobre el green. Es que hoy a la cancha de Riviera Country Club casi era imposible atacarla.

Ya en su regreso al club house, el chileno pudo respirar más tranquilo, salvando un buen par al 10. Luego sumaría su primer birdie del día en el Par 5 del hoyo 11 y comenzaría a mostrar más control de su juego.

Después, “Joaking” sumaría buenos pares al 12 y 13 hasta que los organizadores decidieron suspender la ronda cuando iba 19° con -2. La falta de luz impedía seguir jugando, así que menos de una decena de golfistas pudo terminar su recorrido. El resto, incluido el talagantino, deberá volver temprano mañana para cerrar el moving day. Niemann sufrió con Riviera Country Club, pero mañana podrá revertir en parte este amargo día.

Por ahora, el puntero sigue siendo Sam Burns, quien había logrado manteners en Par gran parte del día. En sus últimos hoyos cayó a -10 y marchaba con apenas dos golpes de ventaja, esperando ver cómo resuelve el resto de su tercera vuelta.

LEADERBOARD

Publicado el 20 de febrero, 2021