Noticias
Internacional
Severiano Ballesteros: Un legado que perdura luego de 10 años
Severiano ‘Seve’ Ballesteros, el inolvidable golfista español que falleció a sus 54 años a consecuencia de un tumor cerebral.

Reconocido por su carisma y determinación, ‘Seve’ Ballesteros a tan solo sus 16 años consiguió convertirse en jugador de golf profesional, coronándose como uno de los mejores a nivel internacional.

Durante su carrera que duró 34 años, logró 96 títulos dentro de los cuales destacan cinco Campeonatos del Mundo Match Play, tres Open Británicos, dos Masters de Augusta y cinco Ryder Cup.

Además, recibió múltiples condecoraciones como la Medalla de Oro al Mérito Deportivo en 1980, el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo en 1993, la Orden Olímpica en 1998 y muchos más que quedarán en su recuerdo.

Sin olvidar su título como el Mejor Jugador Europeo del siglo XX, gracias a su nombramiento como el Golfista del Año del PGA European Tour en tres ocasiones. Título que le permitió ser parte del Salón de la Fama en 1997.

‘Seve’, tras el diagnóstico de la enfermedad que acabaría con su vida, decide en 2009 crear la Fundación Severiano Ballesteros, la cual busca apoyar las investigaciones del cáncer en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas.

La fundación es llevada en la actualidad por sus tres hijos: Javier, Miguel y Carmen Ballesteros Botín, quienes también cuentan con el apoyo del golfista mexicano, Jesús Rodríguez.

Mi padre no nos pidió explícitamente que continuáramos con la labor de su Fundación; pero él, de alguna forma, daba por hecho que íbamos a continuar con ella. Creo que estaría muy orgulloso” expresó Carmen Ballesteros al medio El Confidencial.

La entidad también colabora con el área de oncología pediátrica y psiquiatría infantil de dos hospitales en España.

En la actualidad, la fundación cuenta con un programa para los niños que consta de clases presenciales de golf, salidas al museo donde la familia conserva todos los recuerdos de ‘Seve’ incluyendo sus trofeos, y salidas al campo que él mismo construyó en su casa de Pedreña.

Pensamos que el golf es una manera de ayudar a esos niños emocionalmente. Pensar que gracias a mi padre puedo ayudar a estos niños a evadirse de sus problemas es algo de lo que estaré agradecida eternamente” finalizó Carmen.

A diez años de su partida, Severiano Ballesteros deja un gran legado en la historia del golf a nivel internacional.

En su recuerdo, el fotógrafo David Cannon publicó un libro de fotografías llamado ‘Seve: His Life through the Lens’ y próximamente se estrenará un documental sobre su vida. 

Publicado el 7 de mayo, 2021