Noticias
Historias de golf
Bilardello y su reprochable búsqueda del récord equivocado
Dando una muestra de poca ética y ningún apego a las normas de buena conducta que tiene el golf, este jugador entregó la tarjeta con mayor cantidad de golpes en la historia de la USGA.

A mediados de 2019 se jugaron las clasificaciones para el US Amateur y de todas las tarjetas una llamó la atención. Trey Bilardello aparecía en el marcador con 202 golpes, 131 sobre par. Obviamente no paso el corte, pero sí consiguió el récord del mayor score en una vuelta de la USGA.

Un día más tarde se ajustó el marcador, ya que el sistema computacional no admitía anotar más de 19 en un hoyo, por lo que los 25 y 21 golpes, del hoyo 2 y 4 respectivamente, fueron reemplazados por 19. Así quedaría registrado con 194 golpes, 123 sobre par.

Trey, quien era caddie de Matt Every en el PGA Tour, se presentó con hándicap de 2,2 y no había explicación de su ronda, tampoco había lesión de por medio. Además, era extraño que partiera con dos pares y terminará con otro par.

Las dudas se disiparon cuando su compañero de vuelta, Kristian Fortis, contó que después de los primeros 9 hoyos dijo que quería hacer la tarjeta más alta de la historia.

“Él comenzó a pegar chip en el tee de salida, luego con su hierro 2 golpeaba hasta llegar al green, allí sus putts, no tenían lógica, si quedaba muy cerca de la bandera, lanzaba la pelota en sentido contrario. También se enfrascó en peleas con jueces y público. Simplemente no le importaba nada”, contó Fortis.

La USGA luego de este testimonio descalificó a Bilardello y lo suspendió indefinidamente. Beth Major, directora de Comunicaciones del campeonato de la USGA fue clara en la determinación: "Fue una grave mala conducta por no jugar en el espíritu del juego", según la regla 1.2. "Su descalificación se consideró apropiada como resultado de la falta de consideración del individuo hacia los otros jugadores, jugando deliberadamente fuera del hoyo para subir su puntuación".

El jugador ya había presentado mala conducta anteriormente. En el Minor League Tour fue sancionado por daño al campo de juego (2019) y en 2007 fue acusado de manipular su tarjeta para ganar.

Simplemente fue por el récord equivocado y no sólo demostró su grave falta de conducta, sino que su pobre espíritu deportivo.

Publicado el 27 de noviembre, 2020