Noticias
Internacional
Cuánto cuesta jugar en canchas más famosas del mundo
El golfista amateur suele preguntarse, al ver a los mejores jugadores en un US Open, PGA Championship o Abierto Británico ¿Podría jugar ahí?, ¿Cuánto haría yo en ese campo? Hay oportunidades en varias tradicionales canchas públicas. Aquí vemos las opciones en dos de las más famosas y las dos más complicadas.

Ver maravillosas, difíciles y connotadas canchas de golf cada semana por televisión es un placer para los aficionados al golf. Y cuando se trata de campos que reciben algún major, el anhelo de probar esos fairways y greens aumenta. Jugar en canchas más famosas del mundo. Ese es el deseo de saber qué sería capaz de hacer en un course que pone en problemas a los mejores jugadores.

Claro que, seguramente, se multiplicará el nivel de sufrimiento y frustración habituales al ejecutar los golpes. Pero al final se tendrá la satisfacción de decir “yo estuve ahí”.

Por eso el PGA Championship, que se disputó la semana pasada en Harding Park es tan especial, pues abre la ilusión de tener esta posibilidad. El fee de este campo va desde los 80 a los 160 mil pesos chilenos. Claro que aquellos que han abrazado a un major, de por sí tienen una agenda copada. En la mayoría de los casos hay que reservar con larga anticipación.

Aquí mostramos dos de las mejores canchas del mundo y dos de las más difíciles que han albergado majors. En ellas podría jugar cualquier aficionado para enfrentar el desafío.

LAS 4 CANCHAS MÁS FAMOSAS DEL MUNDO

- Old Course de St Andrews: Escocia reúne clásicas canchas del Abierto Británico, pero ninguna tan especial como St. Andrews. Más de 500 años de historia y cuna del golf que el 2022 recibirá su Open número 30. Aquí el fee varía desde $180 mil en temporada alta a $90 mil en temporada baja. En cuanto al uso de caddie, cuesta $50 mil (más propina) y arrendar bolso de palos $35 mil.

- Pebble Beach: Para muchos la mejor cancha de Estados Unidos. Por esta razón ha sido elegida para 6 US Open y un PGA Championship. Incluso Jack Nicklaus llegó a decir: “Si tuviese que elegir un campo para jugar los últimos 18 hoyos de mi vida sería Pebble Beach”. Suficiente razón para elegir este destino. Sin embargo, por lo mismo, pese a ser de público acceso es difícil encontrar un espacio. Si se logra obtener algún cupo, el fee es de más de $450 mil pesos, el caddie $75 mil (más propina).

- Carnoustie: Esta cancha escocesa es considerada la más difícil del mundo y que en 4 de los 8 Open que ha recibido se haya ganado por encima del par así lo demuestra. Incluso, se recomienda elegir los otros dos campos del recinto (Burnside y Buddon), pues la cancha de campeonato no es considerada apta para aficionados. Aún así, si quiere saltar estas advertencias y decide sufrir, el fee es de $235 mil en temporada alta y $170 mil en la baja. El caddie cuesta $50 mil (más propina) y el bolso $55 mil.

- Ocean Course en Kiawah Island: Es considerada una de las más difíciles de Estados Unidos. Ya recibió el PGA Championship de 2012 y el 2021 volverá a ser sede de este torneo. También alojó la Copa Ryder de 1991. Debido al intenso viento cambiante y el diseño de Pete Dye, es una mezcla casi imposible para un amateur. Pero si acepta el desafío deberá desembolsar $355 mil por jugarla, caddie incluido. Además, se recomienda una propina de $80 mil, mientras el costo de los palos es de $60 mil.

Publicado el 14 de agosto, 2020