Noticias
Perfiles
El amor por el golf del futbolista Gareth Bale lo tiene feliz en Inglaterra
El galés es un apasionado del golf y eso le costó la furia de los hinchas del Real Madrid. Pero en el Tottenham Hotspurs se volvió a reencontrar con este placer, donde incluso en su mansión mantiene una réplica de tres icónicos hoyos de tradicionales canchas.

Siete años estuvo en el Real Madrid el delantero galés Gareth Bale, por el que el equipo español pagó nada menos que 85 millones de libras esterlinas en 2013. Pero el paso del futbolista por la “Casa Blanca” no terminó de la mejor manera y en septiembre pasado fue cedido a préstamo al Tottenham Hotspurs de Londres.

Bale fue muy criticado por los hinchas y la prensa española, debido a que por su pasión por el golf muchas veces fue a jugar cuando los seguidores del Madrid esperaban que estuviera entrenando fútbol y concentrado en el próximo encuentro.

Una de las principales polémicas se produjo cuando Gareth celebró la clasificación de su selección para la Eurocopa con una gran bandera que tenía escrita la frase "Gales, Golf, Madrid. En ese orden". Pero además, cada vez que los medios difundían una foto o video del galés jugando en algún campo de golf se ganaba el odio de los fanáticos del Real Madrid.

Por ello, su regreso a Inglaterra fue celebrado por los seguidores “merengues” y también por él mismo. De hecho, los "Spurs" prepararon un putting green en el centro de entrenamiento para que pudiera disfrutar de su otra pasión.

“Lo que más me ha sorprendido es que el campo de entrenamiento del Tottenham tiene como pequeños campos de golf por Bale. Yo me quedé alucinando. Está muy feliz, le noto diferente. El idioma lo es todo para él. Es verdad que habla bien español, pero aquí se le nota mucho más a gusto en Inglaterra”, dijo su compañero de equipo en Londres, Sergio Reguilón.

Una de las mayores demostraciones de su obsesión por el golf es que en su mansión londinense construyó un mini campo para jugar, en el que encargó el diseño de tres réplicas de algunos de los hoyos más emblemáticos del circuito mundial. Los elegidos fueron el 12 de Augusta, Royal Troon's Postage Stamp y el 17 de TPC Sawgrass.

"Cuando me mudé, tenía un hermoso terreno y quería hacer algo con él y decidí que me encantaría hacer realidad un sueño y construir un campo de minigolf en mi casa", dijo el jugador que gana un sueldo de 2 millones de libras esterlinas mensuales.

“Lo que pasa ahora con el fútbol es que todo se basa en los resultados, ese es el problema. Puedes jugar increíblemente, pero no marcar en cinco partidos y todos dicen: ‘Está atravesando un momento terrible. A los aficionados les gustan los goles, las asistencias, las cosas asombrosas. Y eso no siempre sucede. He podido jugar horrible, pero he marcado dos goles y todos dicen que hice un gran partido”, comenta el futbolista para expresar sus sensaciones encontradas.

Sobre las críticas porque juega mucho golf, Bale simplemente explica: “Mucha gente tiene problemas conmigo porque juego golf, pero no sé cuál es la razón. He hablado con médicos y todos están de acuerdo con que lo haga. Sé que Stephen Curry (basquetbolista de la NBA) juega quizás en la mañana de un partido y aquí, si juego dos días antes de un partido, es cómo ‘¿Qué está haciendo? Simplemente me gusta salir a jugar pensando que tengo 18 hoyos por delante. Puedes alejarte del fútbol, de cualquier cosa negativa que esté sucediendo y recuperar tu mente. Al día siguiente te sientes un poco más fresco y listo para concentrarte y sentirte mejor con el fútbol nuevamente”, afirma el británico.

Publicado el 5 de enero, 2021