Noticias
Internacional
El renovado Lee Westwood que postula a su primer grande a los 47 años
Con dos segundos lugares seguidos las últimas semanas en el PGA Tour, en el Arnold Palmer Invitational y en The Players, más que volver a perder (como algunos lo critican) el inglés se mostró rejuvenecido y con su calidad intacta.

A un mes de cumplir 48, el renovado Lee Westwood puso en alto su nombre las últimas semanas. Con su novia, Helen Storey, llevándole los palos, parece haber encontrado la paz necesaria para luchar nuevos títulos.

Hace dos semanas luchó hasta el final por el triunfo en el Arnold Palmer Invitational y ayer lo hizo nuevamente en The Players. En ambos torneos quedó segundo a un golpe del campeón, Bryson DeChambeau, primero, y Justin Thomas, después.

Con casi tres millones de dólares ganados esta temporada en el PGA Tour, “Westy” también es el vigente ganador de la Race to Dubai del European Tour. En las últimas dos semanas ha mostrado ser todavía uno de los mejores jugadores y puso su nombre entre los candidatos a los majors de este año.

Tras embocar su último putt para birdie en el hoyo 72 de The Players, levantó el brazo como su celebrara un triunfo. Es que a su edad y con la dura competencia actual en el circuito norteamericano se siente como una victoria.

EL RENOVADO LEE WESTWOOD SE MUESTRA ORGULLOSO

“Estoy un poco decepcionado por no haber ganado. Pero no se puede estar demasiado triste después de un segundo puesto en The Players”, dijo ayer. “Dentro de un mes cumpliré 48 años y todavía estoy disputando torneos y jugando en grupos finales. Es una alegría estar involucrado y seguirse jugando bien y ser capaz de competir de igual a igual”, agregó.

Lee también se dio tiempo de bromear cuando le recordaron su edad, aunque admitió que el físico le pasa factura. “Tal vez he jugado mucho golf. Odio decirlo, la edad me está pasando factura. Ayer sentí que mis piernas empezaban a estar un poco cansadas y débiles. Y hoy simplemente no sentí que tuviera las piernas debajo de mí”, confesó.

Westwood ha mostrado un inmeso espíritu de lucha. Y acerca de su golf, fue el mejor en cuanto a golpes los tres primeros días en TPC Sawgrass. De hecho, en la ronda final embocó una serie de putts clave que le mantuvieron en carrera, algo que rara vez hizo durante la plenitud de su carrera. Su mejor arma, la precisión (tanto desde el tee como con los hierros) falló el domingo. Pero aun así estuvo a un golpe de llegar a un desempate por el título ante el N°3 del mundo.

“Hoy no jugué mi mejor golf ni mucho menos, pero luché. Me sentí orgulloso de mí mismo por eso. La gente se pregunta si puedo embocar putts bajo presión y la verdad es que metí muchos imprescindibles todo el día”, aseguró.

“Me estoy divirtiendo mucho. Me llevo una cantidad increíble de cosas positivas. Hoy me esforcé mucho y me di una oportunidad, supongo, al final. Me lo tomo como lo que es: un juego. Sólo intentamos meter una bolita blanca en un pequeño agujero. A veces se trata con demasiada seriedad. Con lo que está pasando en el mundo, es divertido hacer un trabajo que me gusta y que he hecho durante 28 años”, concluyó.

Esta semana y la anterior prueban que el renovado Lee Westwood tiene unas cuantas actuaciones como éstas en el cuerpo. En abril buscará ganar su primer major, en el Augusta National, donde ha terminado cinco veces entre los ocho primeros desde 2010. Si no lo hace allí, tendrá tres oportunidades más, terminando con The Open en su país, en Royal St George's.

Publicado el 15 de marzo, 2021