Noticias

Golf nacional
Granadilla se volcó a apoyar a sus trabajadores y a la comunidad
El club viñamarino se volcó a proteger tanto a su personal contratado como a los caddies, además de entregar un importante aporte solidario a las familias más vulnerables de su entorno.

Ya se ha visto que varios clubes de golf del país han reaccionado a la compleja situación económica y sanitaria que viven los chilenos producto del Coronavirus. La mayoría de ellos por iniciativa de sus socios y con apoyo de la administración de cada organización han ido en ayuda de numerosas familias cercanas a su actividad.

Es el caso del Club de Golf Granadilla, que ha desarrollado desde abril una campaña que tiene tres aristas: primero, cuidar el empleo de sus trabajadores contratados; segundo, asegurar recursos para sus caddies, y tercero, solidarizar con las familias más vulnerables que viven en su entorno.

Granadilla cerró sus instalaciones el 18 de marzo, entendiendo que a vuelta del verano tenía una exposición mayor a posibles contagios, con gente volviendo de vacaciones, de viajes.

“La primera preocupación del club y el directorio, sin saber cuánto iba a durar esto, fue mandar a su casa a los trabajadores mayores de 60 años, con permiso. Nosotros tenemos trabajadores en régimen de AFC, con reducción de jornada y con permiso. Todos en sus casas, cuidándose”, explica Felipe Guerra, gerente del club viñamarino.

Granadilla decidió no sacar a nadie dentro de su planilla, para lo cual ha sido fundamental que los socios se mantengan al día con sus cuotas.

“Por supuesto que también estuvimos preocupados por las personas que ofrecen sus servicios esporádicos que por estas cosas que han pasado se han quedado sin su fuente de ingresos. Entonces, a través de los socios se inició una campaña de colaboración voluntaria, coordinada con los capitanes, que ha tenido una respuesta importante”, comenta Felipe Guerra.

Esta campaña ha permitido entregar un apoyo fundamental a los caddies para sobrellevar las difíciles circunstancias que se viven. “El apoyo a los caddies sigue en la medida que sea necesario. La relación de nuestros socios con los caddies es muy estrecha así que están muy pendientes de su situación”, afirma el gerente de Granadilla.

Pero también se ha combinado el apoyo monetario con cajas de ayuda solidaria, con alimentos y útiles de aseo bien completas que se han entregado a los trabajadores, a los caddies y a las familias más vulnerables que viven en el entorno del club. Esta campaña logró reunir 350 cajas y la idea es seguir con una segunda o tercera vuelta, en caso de ser necesario.

“Nos coordinamos con las juntas de vecinos de las poblaciones Granadilla de la 1 a la 6 y con la gente del Campamento Libertad para focalizar de mejor manera las donaciones. También apoyamos al colegio de la Corporación Educacional Aspaut con el que tenemos una relación permanente, que atiene a niños con necesidades especiales, donde asistimos a las familias más necesitadas en estos momentos”, concluye Felipe Guerra.

GALERÍA DE IMÁGENES DE LA CAMPAÑA

Fecha: 10 de agosto, 2020
Links de interés