Noticias
Historias de golf
La cancha de golf más larga del mundo mide 1.365 kilómetros
Sí, no es un error, esa es la extensión de Nullarbor Links, en Australia, campo que cruza dos husos horarios y toma un mínimo de 5 días recorrerlo.

La llanura de Nullarbor, en Australia, que es atravesada por la interminable autopista de Eyre, es testigo la cancha de golf más larga del mundo. Con una extensión de 1.365 kilómetros, cruza dos estados (Australia occidental y del Sur). Además, posee dos zonas horarias y toma al menos cinco días completar su recorrido, luego del cual se recibe un certificado que acredita este logro.

¿Cómo es esto posible? Primero hay que explicar su origen. En 2004, Bob Bongiorno, gerente de Balladonia Roadhouse Hotel, y Alf Caputo, encargado de Turismo de la zona, se juntaron a discutir de dos problemas: Cómo hacer que la larga y solitaria carretera Eyre (1.675 km), con un árido y rojizo paisaje, sin arboles ni montañas, fuera más atractiva para los visitantes. Esta monótona vista también gatillaba que los conductores aceleraran sin descaso, provocando un sin número de accidentes.

Mientras tres botellas vacías de vino adornaban la mesa, una loca idea surgió como solución: Crear la cancha de golf más larga del mundo. Lo harían cubriendo gran parte de la autopista para así incentivar a las visitas a quedarse o al menos detenerse algunas horas.

LA LOCURA QUE CREO LA CANCHA DE GOLF MÁS LARGA DEL MUNDO

 

La particularidad del Nullbaror Links, cancha par 72, al contrario de lo que pudiera pensarse en un primer análisis, no es el tamaño de cada hoyo. Estos tienen medida estándar, pero lo particular es la separación que hay entre cada uno de ellos.

La idea era que cada ciudad en torno a la carretera tuviera al menos una bandera. Por esto la media de distancia entre hoyos es de 66 kilómetros, con dos de ellos situados a casi 200 kilómetros de distancia.

Los diseñadores repartieron siete hoyos en cinco campos ya existentes y los restantes 11 fueron creados en paradas al borde de la carretera. Finalmente, en 2009 la loca idea de la cancha de golf más larga del mundo se hizo realidad.

Nullarbor Links comienza y termina, dependiendo de la dirección en que viajas, en la ciudad minera de oro de Kalgoorlie o en la ciudad costera de Ceduna. Son nombres que recuerdan las historias, características y leyendas de la zona que te harán conocer sucesos y anécdotas de la región: Como la caída de un satélite de la NASA, el caballo que encontró oro, la negación para habitar allí o simplemente recordar las 90 millas de camino.

GOLF TODOTERRENO

A lo largo del campo podemos encontrar fairways verdes, de tierra e incluso en algunos casos se entrega un pedazo de alfombra para realizar los golpes. Esto porque no se ha querido transformar el entorno. Lo mismo sucede con las salidas y los greens, que pueden ser naturales, artificiales o de arena.

Todo esto es adornado por animales nativos como los canguros o los wombats que, junto a otras especies, alegran y animan la caminata.

El desafío, se inicia con la tarjeta de salida, que cuesta unos 40.000 pesos chilenos, pudiendo ocupar tus propios palos o alquilarlos ($3.000 c/u). Tu tarjeta debe ser timbrada al finalizar cada hoyo y, al concluir el total del recorrido, se entrega un certificado. Este te permitirá presumir que completaste la cancha de golf más larga del mundo.

Una brillante y loca idea que nació alrededor de una mesa y que hoy es realidad, cumpliendo el objetivo de aumentar el turismo y también disminuyendo los accidentes. Pero, sobre todo, convirtiéndose rápidamente en su corta vida en parte de la lista de campos que todo golfista en el planeta desea visitar.

SITIO OFICIAL

Publicado el 17 de agosto, 2020