Noticias
Internacional
La maravillosa experiencia de Annika Sorenstam y sus hijos en el Gainbridge LPGA
La campeona de 72 torneos del LPGA se dio un gusto al competir el reciente fin de semana con las mejores del circuito femenino actual y, de paso, dio una lección de sabiduría y humildad a sus hijos y al resto de las jugadoras.

La semana pasada hubo un hecho que revolucionó el golf femenino, que iniciaba su calendario oficial 2021. La maravillosa experiencia de Annika Sorenstam y sus hijos en el Gaibridge LPGA impactó a todos. La campeona de 72 torneos del LPGA Tour volvió a competir luego de 13 años.

Lo hizo en la cancha del club donde reside, el Lake Nona Golf & Country Club. Y fue acompañada casi en todo momento por sus pequeños, algo que la hizo sentirse orgullosa. Las sensaciones luego de su actuación fueron extraordinarias, como lo admitió ella misma.

"Estoy bastante cansada, estoy agotada. Lo he dado todo. Cuanto más lo pienso, y una vez que lo asimile, creo que me va a sonreír mucho", admitió tras completar su cuarta ronda.

Primero, fue sorprendente que ella lograra pasar el corte el viernes. El resultado final no era el objetivo de la sueca. Por eso, ni siquiera se molestó por un grave error de un oficial del torneo que provocó que anotara un triple bogey el jueves. Eso cuando le impidió abrir una puerta de reja y la obligó a declarar injugable. El juez se acercó a Sorenstam después de la ronda del viernes para disculparse por la equivocación. Ella le respondió que no se castigara por ello, dando una clase magistral de gracia.

Annika logró un total de +2 tras la segunda ronda y pudo pasar el corte con lo justo. Su fin de semana seguramente no fue el ideal. Sus 79 y 76 golpes la dejaron en el último lugar entre las que avanzaron al fin de semana. Pero eso no le preocupó.

Al embocar su último putt para Par se sacó el jockey y levantó su brazo como cuando celebraba sus triunfos en el pasado. Su compañera de ronda fue Wei-Ling Hsu, quien tras completar el recorrido hizo lo que muchas jugadoras hicieron la semana pasada: pidió una foto con Sorenstam. Luego la madre de Hsu hizo lo mismo.

MARAVILLOSA EXPERIENCIA PARA ANNIKA SORENSTAM Y LAS ACTUALES JUGADORAS

Esta fue una semana de libro de recuerdos para gran parte de las jugadoras de Gainbridge. Sorenstam no les mostró el juego que tuvo en su día, pero aún les quedaba mucho por aprender.

Si su hijo Will, de 9 años, quería analizar sus golpes o repasar la estrategia durante el desayuno, Sorenstam le seguía la corriente. Cogía de la mano a su hija Ava, de 11 años, cuando se dirigía al tee de salida y recibía un abrazo tras otro cuando había una pausa. A veces incluso salía más allá de las cuerdas para visitar a sus familiares y amigos.

“Creo que es algo que van a recordar el resto de sus vidas. Sus hijos están en una edad en la que están siendo influenciados por eso. Es realmente genial. Todo lo que han oído es lo genial que era mamá, pero nunca lo habían visto”, dijo Stacy Lewis.

La adoración en la cara de su hijo Will cuando miraba a su madre durante las entrevistas fue inolvidable. Al igual que su asentimiento de aprobación cuando estaba de acuerdo con su evaluación del día.

“Quiero que vean cuando tienes pasión por algo. Y también lo que se necesita para ser bueno en algo. Espero que eso se contagie a lo que quieran hacer. Que encuentren su pasión”, dijo Annika.

Antes del evento de la LPGA de Gainbridge, Sörenstam se conectó con su antiguo entrenador de swing, Henri Reis. Fue una especie de sesión de repaso de última hora y un guiño al tiempo que había pasado desde la última vez que compitió en el circuito.

Había admitido que su regreso le serviría para preparar su participación en el próximo US Senio Women’s Open, en julio. Luego de Gainbridge, varias jugadoras locales se pusieron en contacto con Annika para ofrecerse para jugar con ella si quería competir en casa.

“Estoy deseando que eso ocurra”, dijo Sorenstam al hablar de profundizar en nuevas amistades y reavivar las antiguas. Pero agregó un detalle que insinúa que podría volver a competir antes de julio. “No quiero esperar cuatro meses. Aquí vuelvo al punto de partida otra vez”, admitió. Palabras que volvieron a ilusionar a los fanáticos del golf en todo el mundo.

LEADRBOARD GAINBRIDGE LPGA

Publicado el 2 de marzo, 2021