Noticias

Historias de golf
La “Odisea” hacia el US Open, el major más abierto de todos
Esta semana se disputará el tradicional Abierto en la cancha de Winged Foot y, por primera vez en casi un siglo, no tendrá en su field a jugadores provenientes de la Qualy.
Foto por: USOpen.com

Cuando en mayo fueron suspendidas las etapas clasificatorias para el US Open no fue una decisión sencilla. No sólo porque es la primera vez en 96 años que sucede, sino que si algo destaca a este major del resto es que es el más “abierto” de todos, pues da la posibilidad a que cualquiera pueda buscar un cupo y transformarse en la cenicienta del campeonato.

Este es el sueño de más de 9.000 golfistas que año a año se inscriben, de distintas partes del mundo, en alguna de las 111 sedes tratando de emular lo que hicieran Ken Venturi en 1964 y Orville Moody en 1969, los últimos campeones del US Open que pasaron todas las etapas previas al torneo. O como Michael Campbell en 2005 y Lucas Glover en 2009, que lo hicieron pasando sólo desde la última fase.

Pero ¿cómo se puede acceder?

Existen requisitos mínimos como ser profesional o amateur con índice de 1,4 o mejor y estar dispuesto a viajar a alguno de los clubes localizados en 45 estados a lo largo y ancho de Estados Unidos, además de una en Canadá. Sólo debes inscribirte online y pagar anticipadamente la tarifa aproximada de 200 dólares.

Si cumples lo estipulado anteriormente entrarás a la clasificación local, una prueba de tan sólo 18 hoyos en un field que incluye a profesionales de clubes o con una leve experiencia en tours, muchos amateurs altamente calificados e incluso algunos golfistas con cierta experiencia en el PGA Tour.

En su mayoría, los 111 campos otorgan en promedio 4 o 5 cupos, pero existen sedes que por su gran concurrencia otorgan más, siendo el tope de 8 y hay otras que, por lo contrario, dan sólo 1, como el apartado campo de Palmer Golf Club en Alaska.

Se debe tener presente que, si bien cualquiera puede inscribirse y participar, los jueces estarán pendientes de que cada uno ratifique su hándicap. Si se llegará a lanzar un número demasiado alto los encargados abrirán una investigación que incluirá una cita para que se explique la razón del score. Si no satisface puedes llegar incluso a ser sancionado para futuras competencias.

Cada zona, además de los boletos directos adjudica 2 reservas, que son alternativas por si alguien no pudiera asistir a la siguiente etapa. En 2019 cerca de 550 golfistas de los casi nueve mil que participaron avanzaron, entre ellos más de 200 amateurs.

Si ya la primera parte es dura, le siguen 36 hoyos distribuidos en 12 clasificatorios seccionales: 9 en Estados Unidos, 1 en Canadá, Inglaterra y Japón. Aquí a los sobrevivientes de la primera fase se le suman más de 300 otros golfistas, donde se incluyen jugadores vigentes del PGA, incluso profesionales ganadores de múltiples títulos, ya sea en Estados Unidos o en otras latitudes.

En la última edición, entre otros, lograron su clasificación el ganador del Masters del 2003, Mike Weir; Scottie Scheffler. 5° de la FedEx este año, y el ex número 1 del mundo Luke Donald. También, los latinos: Carlos Ortiz, Jhonattan Vegas y el chileno “Mito” Pereira.

La dificultad es tal que quedaron fuera jugadores de la talla de Lee Westwood (44 victorias), Bill Hass (campeón FedEx 2011), Cameron Champ (24° de la FedEx 2020) y Steve Stricker (12 victorias PGA).

Cerca de la mitad del field de 156 jugadores procede de esta etapa. De los 74 que consiguieron su boleto al US Open de 2019, 11 fueron amateurs y 15 golfistas sortearon ambas etapas clasificatorias.

Del total de participantes que accedieron al major, 22 lograron pasar el corte en el torneo. El mejor fue Chesson Hadley con -5, logrando un destacado 9° lugar. Mientras Brandon Wu fue el segundo mejor amateur del torneo con su puesto 35° con +1.

Por todo lo anterior, a la USGA le dolió tanto tomar la decisión de cancelar los clasificatorios de 2020, pues la ilusión y los sueños que provocan a los más de 9.000 jugadores en todo el mundo es, sin duda alguna, el ADN del US Open, pues hayan superado todos los obstáculos o no, se van con una experiencia inolvidable y, sobre todo, recuerdos que atesorarán toda la vida de aquella odisea cuando estuvieron así de cerca de uno de los campeonatos más grandes en el mundo del golf.

Fecha: 14 de septiembre, 2020
Links de interés