Noticias
Tecnología
Nuevos hierros TaylorMade que ya dieron muestras exitosas en el PGA Tour
La renovación de la serie P700 de la afamada marca nació para cambiar el ritmo del juego y mejorar la performance, tal como lo han demostrado últimamente jugadores como Jon Rahm, Dustin Johnson o Rory McIlroy, entre otros.

Hace unas semanas TaylorMade lanzó su nueva línea de hierros de la serie P700, que ha dado resultados recientes en el Tour con las victorias de grandes jugadores, como Jon Rahm y Dustin Johnson, quienes que ya los están usando dentro del campo, sacándole todo el potencial.

Si bien los diseños varían por la dificultad de juego que mantiene el jugador, esta serie varía desde el nivel intermedio hasta nivel profesional.

Los que rondan en el nivel con más “forgiveness” (perdonadores) son los P790. Estos fierros están diseñados con una estructura de cuerpo hueco forjado SpeedFoam y un peso de tungsteno rediseñado para un rendimiento de CG óptimo. Jugadores como Jason Day prefieren usarlos actualmente en el Tour.

El SpeedFoam es una espuma de uretano ultraligera inyectada dentro de la cabeza, para mejorar la trayectoria y distancia de la pelota. El peso de tungsteno se ubica en el perfil bajo de la cara del palo para mejorar el péndulo fluido del swing y aumentar la velocidad del palo en el down swing. Sin duda los más perdonadores de la serie para jugadores intermedios en el campo.

 

Los que continúan en la lista son los P770. Si bien son algo similares a los P790, estos mantienen detalles que los hacen más compactos y efectivos en el juego. Vale decir, los P770 requieren un nivel de experiencia más elevado que los P790, ya sea por la condición en la que se encuentran hechos o por su distribución de pesos, en comparación con su hermano menor.

Diseñado para adaptarse al ojo de un jugador más exigente, el modelado del P770 se basa en señales visuales, como una línea superior más delgada, menos desplazamiento y una longitud de hoja más corta en comparación con el p790.

Estos hierros consisten en una cara delgada envolvente de acero 4140 forjado, cuerpo de acero al carbono blando y hasta 46 g de peso de tungsteno.

Los ingenieros posicionan el Progressive ICT en cada hierro para mejorar la precisión y proteger la velocidad de la bola descentrada. Cada cara está diseñada de forma única para optimizar el rendimiento de la plancha específica.

Estos fierros tienen un valor en el mercado estadounidense de unos US$ 1.400.

 

A continuación, llegan los P7MC, que mantienen el acero al carbono 1025, el cual se forja con una prensa de 2.000 toneladas que garantiza una estructura de grano óptima y más ajustada, diseñada para proporcionar la sensación más sólida y consistente posible.

Diseñados con información directa de los profesionales del Tour, los hierros P7MC cuentan con una línea superior delgada y un desplazamiento progresivo para una apariencia limpia en la dirección. Sin duda la exigencia de estos fierros es de un digno jugador de PGA.

Pero los que un jugador del PGA prefiere son los P7MB. Estas espadas están diseñadas para el jugador con mayor consistencia, además de presentar bajos porcentajes de “forgiveness”, resultando así un fierro de extrema precisión y constancia.

Si bien están hechos con las mismas especificaciones que los P7MC, este modelo está forjado con acero al carbono 1025, que lo hace más ligero y versátil.

Se perfila como el favorito para los jugadores del PGA. De hecho, es fácil verlo en la cancha con jugadores como Rory McIlroy, entre otros.

Publicado el 1 de septiembre, 2020