Noticias
Miscelaneo
Tenistas celebran el fin de la dura cuarentena para el Australian Open
Luego de dos semanas de encierro, bajo estrictas medidas sanitarias, los principales jugadores del circuito pudieron volver a entrenar en cancha.

Una “prisión” o un “hospital psiquiátrico” fueron definiciones que los tenistas dieron a la estricta cuarentena para el Australian Open.

Fueron dos semanas de encierro en el hotel, donde sólo les asignaban cinco horas al día para salir a comer o a ir al gimnasio. Y ayer cumplieron con todas las medidas sanitarias y pudieron volver a una rutina relativamente normal.

Los principales sembrados de cada rama tuvieron la oportunidad de jugar unas breves exhibiciones. Rafael Nadal, Novak Djokovic y Dominic Thiem, en Varones así como Serena Williams, Naomi Osaka y Simona Halep celebraron con gran alegría.

Este grupo selecto de jugadores realizó la cuarentena en Adelaida y fueron los primeros en volver a jugar normalmente. El resto de los tenistas han estado confinados en Melbourne, bajo las mismas exigencias, pero saldrán recién mañana.

Un total de 1.257 personas, entre deportistas, cuerpo técnico, prensa y staff de la organización se mantuvieron encerrados. Todos viajaron con un PCR hecho 72 horas antes y aterrizaron en el aeropuerto de la capital de Victoria por el parking de los jets privados. La idea era que no se cruzaran con ciudadanos llegados de otras partes.

En esta cuarentena para el Australian Open, los cabezas de serie residían en suites de hotel grandes y equipadas hasta con cintas para correr. Además, tenían una serie de pasatiempos, desde clases de yoga y spinning, hasta tour virtuales por museos y zoológicos.

El Abierto de Australia comienza el 8 de febrero, por lo que los jugadores tendrán dos semanas para encontrar su ritmo. Por lo pronto, los tenistas de 12 países disputarán desde el lunes la ATP Cup de naciones. Aquí podrán tener el roce necesario para llegar al grand slam con varios minutos de competencia en el cuerpo.

Publicado el 30 de enero, 2021