Noticias
Internacional
A cuidarse amigos golfistas: Mark Calcavecchia confiesa el drama que sufrió con el Covid-19
En nota con ESPN el jugador del PGA Champions y múltiple ganador del PGA Tour describe la enfermedad como “lo peor que he sentido nunca”.

La semana pasada Mark Calcavecchia, de 60 años, volvió a jugar golf después de superar un doloroso período de convalecencia por el Coronavirus, del que se contagió a comienzos de septiembre.

"Nunca pensé que fuera un engaño. Creí que era muy real porque uno de mis amigos perdió a su madre hace unas tres semanas por eso, justo antes de que yo me enfermara. Es una coincidencia demasiado grande para que sea un engaño. Creo que es un virus realmente malvado y vicioso”, confiesa el campeón de The Open 1989, 13 torneos en el PGA Tour y 4 eventos del PGA Champions, donde es miembro activo.

En su Twitter del 12 de septiembre, Mark publicó: "Actualización de COVID-19 ¡Esto es muy real! Y es una mierda. Nunca me habían golpeado tantos síntomas al mismo tiempo. Sigo moviéndome por la casa tratando de escapar de ella. Por favor, ten cuidado y usa tu máscara. Creí que estaba bien, pero con esta malvada... nunca se sabe".

Ese día, fue al hospital y le hicieron varios exámenes, midiendo su nivel de oxígeno en la sangre, así como una tomografía computarizada de sus pulmones. Su esposa posteó en Twitter que tenía las cosas estándar asociadas con COVID-19, así como con la neumonía.

Calcavecchia estuvo siete horas en el hospital. "Me dieron escalofríos algo feroces. Simplemente miserable. Le dije a Brenda (su esposa): 'Tienes que sacarme de aquí; no sé si podré soportar esto'. Me entró el pánico. Lo peor que he sentido nunca. Me dolían todos los huesos de mi cuerpo. Salí de allí esa noche".

Luego de recibir un tratamiento con esteroides y antibióticos, poco a poco comenzó a sentirse mejor.

Aún no encuentra explicación de dónde se contagió y, afortunadamente, nadie de su círculo cercano se vio afectado por ello, ni siquiera su esposa.

Calcavecchia jugó al golf el jueves pasado, por primera vez después de recibir el alta y realmente sitió el impacto de la enfermedad. "Estaba bastante agotado después de jugar seis hoyos y eso que andábamos en carro", confesó.

"Los dos lo golpeamos más o menos igual (…) En realidad golpeé bien, pero él me sacó 20 o 30 yardas bastantes veces. Necesito conseguir más fuerza, jugar más al golf, hacerme más fuerte. Lo he descrito como letárgico. Duermo una siesta todos los días, así que necesito estar un poco más activo y volver a empezar", admitió posteriormente.

Mark Calcavecchia planea jugar los eventos restantes del PGA Champions, comenzando en dos semanas más en el SAS Championship, en North Carolina.

Publicado el 28 de septiembre, 2020