Noticias
Internacional
La increíble jornada de suspensión de The Players el año pasado que impactó al PGA Tour
Después de dos años vuelve el llamado “quinto major”, luego que la temporada pasada sólo se realizara una ronda antes de suspenderse el evento por la pandemia del Coronavirus

Esta semana vuelve el mítico torneo del PGA Tour también llamado “el quinto major”. Es el evento que todos quieren jugar y que reúne a los mejores jugadores del momento en un escenario increíble. Pero el año pasado tuvo una historia impensada e inconclusa que dejó huellas en todos los protagonistas. Aquí se recuerda parte de la increíble jornada de suspensión de The Players 2020.

Esa semana de marzo de 2020 sólo se completó la primera ronda, que era liderada por Hideki Matusyama con 63 golpes. En medio de una avalancha de noticias negativas acerca del Coronavirus, la organización decidió esa noche cancelar el resto del torneo.

Ese jueves ya se habían cancelado diversas competencias deportivas en Estados Unidos. Los jugadores presentes en TPC Sawgrass convivían con la incertidumbre. La primera medida oficial fue anunciar que las tres últimas rondas se harían sin público. Ningún golfista imaginaba en ese momento cómo podía ser jugar sin público en el campo.

“Cuando nos levantamos el jueves por la mañana, vimos cómo se ponían las cosas”, dijo Jon Rahm. El español salía a las 13:51 con Brooks Koepka y Rory McIlroy. “Recuerdo haber comido con un par de jugadores, porque nos íbamos a poner en marcha en una hora y media. Nos preguntábamos: '¿Qué demonios estamos haciendo? ¿Qué va a pasar?’ Va a ser difícil olvidar ese momento”, agregó.

Mientras tanto, los resultados se sucedían. Harris English, Christian Bezuidenhout y Si Woo Kim firmaron 65 golpes y quedaron a dos de Matsuyama. Patrick Cantlay y Marc Leishman hicieron 67.

Todo el mundo tenía una opinión sobre si The Players debía continuar. El golf parecía el deporte perfecto para distanciarse en la sociedad, ya que se jugaba al aire libre en cientos de hectáreas. Rory McIlroy fue uno de los primeros en decir que, si todos los jugadores y caddies podían someterse a pruebas, entonces que siguieran jugando. Pero, ¿Era eso posible?...

JORNADA DE SUSPENSIÓN DE THE PLAYERS

Los ejecutivos del PGA Tour se reunieron en una sala de conferencias de la sede del club desde las 7am hasta las 10pm del jueves. Casi ninguna otra liga deportiva estadounidense seguía en pie.

El anuncio oficial de que no habría aficionados in situ durante el resto de la semana se produjo a las 18:15 ¿Pero fue suficiente? Los encargados dijeron que no a última hora y comunicaron la cancelación. La bolsa de premios quedó en la mitad y se repartió en partes iguales a cada jugador en el field: US$ 52.000 para cada uno, sin importar su resultado de la primera ronda.

“Nos íbamos a la cama, ya había puesto mi teléfono en No Molestar”, contó Rickie Fowler, que se estaba quedando en casa de un amigo con Justin Thomas y sus parejas. “JT está en mi lista de favoritos y me llamó por Facetime desde 20 metros de distancia. '¿Recibiste el mensaje? ¿Recibiste las noticias?' Yo estaba como, 'No, ¿qué?' Me dijo: 'Todo se ha cancelado. Está hecho'”, agregó Fowler.

“Le respondí: 'Espera un segundo'. Bajé las escaleras y me tomé un par de copas, porque todo lo que íbamos a hacer al día siguiente era conducir hasta casa. Nos tomamos dos copas y luego, 'Muy bien, bueno, ¡Hasta luego! Volvimos a la cama”.

La mayoría de los otros jugadores relataron historias similares.

Rory McIlroy se levantó temprano el viernes, listo para jugar. “Me metí en la ducha y me vestí con toda mi ropa de golf. Estaba a punto de salir por la puerta y miré mi teléfono. Me dije: ‘Oh, supongo que no vamos a jugar hoy’, así que probablemente me enteré un poco más tarde que la mayoría. Entonces fue cuestión de volver a ponerme ropa informal e ir a recoger mis cosas al club para hacer el viaje de cuatro horas de vuelta a casa”.

FUENTE: PGA TOUR

Publicado el 9 de marzo, 2021