Noticias
Historias de golf
Los torneos más «fáciles» que a veces hacen sonrojar a la PGA
En estas últimas semanas hemos visto torneos que han llevado a los jugadores al límite de su juego. Pero la mayoría de las veces encuentran campos que los tratan bastante bien.

La paciencia, la técnica, la estrategia y el buen juego en general de los mejores jugadores del mundo ha pasado duras pruebas en las últimas semanas.

Para consuelo de ellos, cabe recordar que de los 49 eventos que normalmente se disputan en la temporada, pocas veces son puestos tan a prueba como, por ejemplo, en el BMW Championship que se disputó en Olympia Field, donde sólo hubo cinco rondas bajo par, o el US Open en Winged Foot, con sólo una.

La minoría de los torneos prepara sus canchas con la dificultad máxima, para que en palabras Sandy Tatum, ideólogo de la “Masacre de Winged Foot”, puedan ser identificados los mejores golfistas.

Por esto aquí recordaremos algunos torneos en que los profesionales parecieron recibir solo cosquillas del campo de juego.

MÁS GOLPES BAJO PAR

En el Hyundai Tournament of Champions de 2016, Torneo de Campeones, que ha tenido varios nombres a lo largo de su historia, Jordan Spieth fue el campeón con -30, con 8 golpes de ventaja. Pero no sólo fue él, ya que de sus 32 participantes 23 finalizaron con -11 o mejor y con un promedio de -12 para el torneo y sólo dos jugadores quedaron con números sobre par.

El Northern Trust de este año dio el puntapié de inicio a la FedEx Cup con fuegos artificiales en forma de birdies. Dustin Johnson logró una diferencia de 11 golpes con el segundo para ganar con un -30. De los 70 jugadores que pasaron el corte sólo tres quedaron con números sobre par, con un promedio de -9,7 y con 38 logrando cifras rojas en dos dígitos.

Los 72 hoyos con menor puntuación sucedieron en el Mercedes Championship de 2003, otro de los distintos nombres del Torneo de Campeones que hoy se denomina Sentry Tournament of Champions. En aquella versión los 36 jugadores que participaron bajaron el par, el promedio del campo fue de -15 y 32 golfistas terminaron en dos dígitos rojos. Con vueltas de 64-65-65-67 el sudafricano Ernie Els logró ganar por 8 golpes de diferencia, consiguiendo el, hasta ahora, imbatible récord de -31.

Mención honrosa esta Steve Stricker en su participación en el Bob Hope Classic de 2009, en otro torneo que ha cambiado innumerables veces de nombre, logró en 72 hoyos el increíble registro de -33, pero por esos años el evento se disputaba en cinco rondas, por lo cual no es considerado como el mejor registro. Más triste que no inscribirlo como récord es que luego de marcar 65-67-61-62, en el último día finalizo con 77 golpes, una de las peores vueltas del campeonato, que lo dejaron 3° con -28.

LOS DOS CAMPOS MÁS FÁCILES

El Torneo de Campeones, actual Sentry Tournament of Champions, como su nombre lo indica, reúne a ganadores, por lo que la calidad de los jugadores no está en discusión. Durante sus 68 ediciones (con nueve nombres diferentes) 48 se han ganado con cifras bajo par de doble dígito, 15 con -20 o mejor, además de los récords del PGA de -30 de Jordan Spieth y el -31 de Ernie Els.

Desde 1999 se disputa en el Plantation Course de Kapalua, con un promedio para los participantes de -5 por ronda y -21 para los campeones. Pese a ser un campo accesible para los profesionales y el que más veces ha inscrito rondas en las mejores del año, nunca se han dado rondas bajo los 60. La explicación es sencilla, ya que es un campo par 73, por lo que habría que anotarse una ronda de -14, que nunca ha sucedido. El récord del campo es 62 (-11), que se ha registrado cinco veces.

Durante 61 años se ha jugado el campeonato con mejores puntuaciones, el actual American Express, que por 47 temporadas se llamó Bob Hope Classic. En 60 ocasiones se ha ganado con números de doble dígito bajo par, 33 sobre -20 y ocho veces sobre -30, incluido un -36. La particularidad del torneo es que se disputa en 3 campos distintos, por lo que el corte se realiza en la tercera ronda y, además, hasta 2011 se jugaban cinco rondas, por lo que se explica de alguna manera los increíbles resultados.

Sin embargo, los nueve torneos que se han jugado a cuatro rondas han mantenido la tendencia. De hecho, los promedios de los ganadores del evento a 5 días es de -22, siendo superados por los de 4 rondas, con -24.

La razón de tan bajos scores es que el campo con mejor promedio de golpes en el PGA se encuentra aquí, el course La Quinta, cuyo promedio global es de poco más de -3, casi un golpe más bajo que el segundo de la lista, el Campo de Torneo Nicklaus que también forma parte de este campeonato. El tercer campo en que se juega es el Stadium Course, que con promedio de -1,7 también se encuentra en el top 10 de los más fáciles.

Además de todo lo anterior, la mejor ronda en el PGA, en cuanto a golpes bajo par, es de -13 que se ha repetido cuatro veces, dos de ellas en este torneo.

Claramente en la mayoría de los eventos el sufrimiento es más individual que generalizado. Incluso, algunos preparan los campos lejos de la idea de Tatum de identificar a los mejores, más bien terminan consintiendo a los golfistas, dejando todo listo para que muestren la mejor versión de cada uno de ellos.

Publicado el 26 de septiembre, 2020